Baja Presión De La Caldera

¿Qué causa la baja presión de la caldera?

Una caldera que no tiene una presión de agua constante no podrá funcionar de manera tan eficiente como podría hacerlo. La baja presión a menudo puede ser una indicación de que hay un problema con el sistema, por lo que es importante encontrar la causa.

Para ayudarlo a que la presión de la caldera vuelva a donde debería estar, este artículo lo guiará a través de cómo verificar la presión de la caldera, encontrar la causa del problema y cómo solucionarlo.

¿Qué causa la baja presión de la caldera?

Causa La Baja Presión De La Caldera

Hay dos causas muy comunes para perder la presión de la caldera: fugas de agua y radiadores purgados.

Fugas de agua

Una fuga de sus tuberías, calderas o radiadores a menudo puede ser difícil de detectar, pero eche un vistazo a su casa en busca de parches húmedos y agua. Sin embargo, nunca debe intentar buscar fugas dentro de su caldera, siempre contacte a un técnico cualificado en Gas Natural.

Radiadores purgados

Cuando purgas un radiador, libera aire y, con él, disminuye la presión en su sistema, lo que puede generar una caída en la presión del agua como resultado.

Estas no son las únicas razones por las que la presión de su caldera puede ser baja, por lo que, si no puedes encontrar una fuga y no ha estado sangrando sus radiadores recientemente, consulte a un técnico cualificado.

Cómo verificar si la presión de su caldera es baja

La mayoría de las calderas modernas tienen manómetros integrados, por lo que puede verificar fácilmente el nivel usted mismo. Si la presión es inferior a 1 bar, es probable que su caldera tenga baja presión.

Qué hacer si su caldera tiene baja presión

Una vez que sepa que la pérdida de presión no ha sido causada por una fuga, o que se ha reparado una fuga, puede volver a presurizar su caldera para que vuelva al nivel normal (1 bar): consulte las instrucciones que vienen con su caldera para averiguar la presión de la caldera recomendada por el fabricante.

Puede aumentar la presión de la caldera usted mismo siguiendo nuestros 8 pasos simples, pero si no estás seguro de poderlo solucionar, debes comunicarse con un profesional calificado. 

Cómo resetear tu sistema en 8 simples pasos

  1. Apague la caldera y espere a que se enfríe
  2. Ubique el circuito de llenado: generalmente es una manguera de metal con 2 válvulas conectadas (1 en cada extremo)
  3. Conecte el circuito de llenado a su sistema, si aún no lo está, asegurándose de que esté apretado y seguro (es posible que tenga que quitar las tapas de los extremos de las tuberías para hacer esto)
  4. Abra las válvulas en su circuito de llenado (o válvula si solo hay 1) para permitir que el agua de la red eléctrica ingrese al sistema de calefacción; en este punto, debería poder escuchar el agua que fluye hacia la caldera
  5. Vigile el manómetro, llenarlo hasta que alcance 1 bar suele ser ideal; tenga cuidado de no presurizar demasiado
  6. Vuelva a colocar las válvulas en su posición original para detener el flujo de agua
  7. Luego, debe liberar el circuito de llenado; espere que salga algo de agua del circuito. Si el agua fluye continuamente, apriete las válvulas
  8. Vuelva a colocar las tapas de los extremos que retiró de las tuberías de la caldera
Qué Hacer Si Su Caldera Tiene Baja Presión

Después de seguir estos pasos, debería quedarse con una caldera presurizada, pero si no ha tenido suerte, debe ponerse en contacto con un Servicio Técnico cualificado, que podrá localizar el problema y encontrar una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

    Política de Cookies

    Las cookies serán utilizadas para poder prestar un mejor servicio a los usuarios, pueden, por ejemplo, recordar sus preferencias, sus elecciones, ayudarnos a saber la forma en la que utiliza nuestras páginas web y adaptar el contenido que se muestra para que le resulte más útil en función de sus intereses y necesidades.

    Cookies de sesión, Cookies persistentes, Cookies técnicas, Cookies de personalización, Cookies de análisis, Cookies publicitarias, Cookies de publicidad comportamental, Cookies propias, Cookies analíticas de terceros

    Ir arriba
    Abrir chat