calderas de gas ahorro energetico

Eficiencia y ahorro de energía en las calderas de gas

Durante este confinamiento nos estamos dando cuenta de la gran cantidad de energía que se gasta en nuestra vivienda. Uno de los aspectos que más gasta es el agua caliente y la calefacción.

En este sentido, las calderas que funcionan con gas, sobre todo gas natural y GLP, son más económicas, sobre todo debido a que este tipo de combustible es más económico que la electricidad.

Poder calorífico y ahorro económico

El gas natural tiene un gran poder calorífico. En este sentido, una caldera de gas con un alto grado de eficiencia energética puede lograr importantes ahorros en la factura energética de las viviendas y comunidades de vecinos.

El poder calorífico indica la cantidad de kWh por cada unidad de medida (litros, metros cúbicos, kg) de un determinado combustible. Este dato demuestra la cantidad de combustible necesaria para aportar la energía al sistema y, gracias a ella, se calcula el ahorro económico producido con cada combustible. En general, se considera que el poder calorífico del gas es mayor que el del gasoil, por ejemplo.

Otra de las ventajas de utilizar gas natural frente a otros combustibles fósiles es que presenta un menor impacto medioambiental, tanto en la etapa de extracción, elaboración y transporte, como en la fase de utilización.

Como hemos comentado, el poder calorífico implica un ahorro económico, sin embargo no es la única fuente de ahorro del gas natural. Un kilovatio hora de electricidad es tres veces más caro que un kilovatio hora de gas natural. Además, gracias al libre mercado, podemos elegir la compañía de gas natural que mejores ventajas y precios nos ofrezca.

¿Cómo saber qué caldera de gas es más conveniente?

Los ahorros energéticos y económicos serán mayores si, además de cambiar a gas natural se opta por instalar una caldera condensación.

Este tipo de calderas poseen un rendimiento mucho más alto y consumen un 30% menos debido a que extraen parte del calor que se pierde en los humos mediante la tecnología de condensación, por lo que son más eficientes.

Por ello, este tipo de calderas pueden rendir al máximo tanto en momentos en los que hay mucha demanda de calor como en aquellos que hay menos.

Sistemas de regulación y control

La instalación de calderas de gas eficientes debe complementarse con un sistema de control de la misma.

Hoy en día, la mayoría de viviendas cuenta con una conexión a Internet y existen sistemas de calderas inteligentes que permiten un control remoto a través de la misma conexión de la vivienda.

En este sentido nos permite encender y apagar el sistema a distancia, establecer horarios o temperaturas de encendido. Además este tipo de sistemas nos avisa de si hay alguna avería y de si hay alguna forma de ahorrar más combustible.

Ésto último se consigue gracias a sistemas de gestión energética, que utilizan la misma conexión que los sistemas anteriores y van aprendiendo del consumo y uso que se le da a la caldera. Gracias a este aprendizaje se consigue que el sistema sea mucho más eficiente.

Trucos para ahorrar con una caldera de gas

Invertir en una caldera energéticamente eficiente, confiar en una buena empresa de mantenimiento y apostar por la gestión energética son algunos consejos para ahorrar con las calderas.

En este punto, que la empresa de instalación y mantenimiento sea profesional y de garantía se convierte en algo básico. Las empresas que se dedican a estas instalaciones te darán la mejor solución en función de tus necesidades, buscando siempre el mejor funcionamiento y el mayor ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat